La policía escocesa exige cámaras corporales tras casi 7.000 agresiones a agentes

La federación escocesa de policía pide que todos sus agentes dispongan de cámaras corporales tras revelar que el personal sufrió casi 7.000 agresiones en el último año. Según Police Scotland, el uso de las cámaras corporales podría dar lugar a un "aumento de las declaraciones de culpabilidad", además de reducir la presión sobre los tribunales.

Cámaras corporales ZEPCAM redondas abajo

El cuerpo compartió la noticia de que miles de agentes de Police Scotland fueron agredidos durante el año pasado, revelando un total de 6942 agresiones registradas contra agentes y personal. Esto supone 413 más que el año anterior. La policía de Escocia está llevando a cabo un consulta nacional para recabar opiniones sobre las cámaras corporales para los agentes de policía. Por el momento, solo los agentes de algunas zonas del noreste de Escocia tienen acceso a las cámaras corporales. Tras ser probadas allí en 2013, las cámaras corporales se han mantenido en uso desde entonces.

Fuerte apoyo público al uso de las cámaras corporales

La iniciativa de realizar una consulta nacional es consecuencia de los "resultados positivos" de una encuesta en línea similar realizada en febrero, en la que se pedía la opinión del público sobre el uso de cámaras corporales por parte de los agentes armados de Police Scotland para grabar determinados incidentes. Esta fue una de las mayores encuestas realizadas por el cuerpo, con 9.000 respuestas. Los resultados demostraron el fuerte apoyo del público al uso de las cámaras corporales.

Anteriormente, el Jefe de Policía Livingstone ya mencionó el "imperativo apremiante, crítico, ético y operativo" de dotar a los agentes armados de cámaras corporales, que ahora se llevará a cabo a tiempo para la conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático COP26, que se celebra en Glasgow este año.

El superintendente jefe Matt Richards, que dirige el proyecto, afirma que ya es un hecho conocido que existe un fuerte apoyo público al uso del vídeo corporal. Dice: "Una encuesta pública reciente mostró que una mayoría significativa de las personas que participaron pensaba que el uso de cámaras de vídeo corporales aumentaría la confianza en la policía."

Debido a esta respuesta positiva, Matt Richards comparte que están avanzando los planes para equipar a los agentes armados con cámaras de vídeo corporales, lo que pondrá a Police Scotland en línea con otros servicios policiales del Reino Unido.

Gran paso para la policía escocesa

El superintendente jefe Matt Richards explica que reconoce que la introducción de las cámaras corporales es un gran paso para la policía escocesa. Por ello, Police Scotland ha iniciado una consulta pública formal sobre la introducción de las cámaras corporales en la mayoría de los agentes y el personal de la policía de todo el país.

Destaca la importancia de seguir colaborando con las comunidades y de hacerlas partícipes siempre que se estudie una nueva tecnología que tenga un impacto directo en el público. Esto les permite compartir sus opiniones (que pueden servir de base a los planes de la policía) y expresar cualquier preocupación (ética), para que los agentes de policía puedan seguir haciendo su trabajo con el apoyo del público. Las respuestas a la consulta nacional contribuirán a la elaboración de protocolos, formación y códigos de prácticas. Esto garantizará que las cámaras corporales se utilicen de forma adecuada, en consonancia con los deseos del público. De este modo, las fuerzas policiales podrán proteger mejor a los ciudadanos y aportar las mejores pruebas ante los tribunales en caso necesario.

>> Nuestras soluciones para agentes de policía

Comparte esto