La investigación lo confirma: El valor añadido de los sistemas de cámaras corporales para la policía

86% de policías encuestados de los Países Bajos declararon recientemente que las cámaras corporales ofrecen un gran valor añadido a su trabajo. Sus experiencias han sido positivas y los investigadores han descubierto además que el uso de las cámaras corporales es beneficioso para muchas más necesidades operativas que la desescalada y la prevención de agresiones o abusos.

Cámaras corporales ZEPCAM redondas abajo

Casi tres cuartas partes de los agentes de policía experimentaron que las cámaras corporales funcionan de forma preventiva para combatir el aumento de las agresiones y los abusos. Al cabo de poco tiempo, casi 70% indican que las cámaras corporales funcionan para desescalar los incidentes, así como para aumentar la seguridad diaria de los policías. Los resultados de la nuevas investigaciones del conocido investigador de cámaras corporales Sander Flight también muestran que las cámaras corporales pueden utilizarse eficazmente para muchas más tareas policiales esenciales.

Investigación: un uso necesario de las cámaras corporales para la vigilancia policial

Sólo en los Países Bajos, decenas, si no cientos, de investigaciones se apoyan en sistemas de cámaras corporales que graban y almacenan de forma segura las pruebas. En Escocia, un experimento con grabaciones de cámaras corporales demostró que los sospechosos confesaban más a menudo después de ver las pruebas de las cámaras corporales, lo que llevó a más admisiones de culpabilidad y 75% menos casos judiciales. Las imágenes de las cámaras corporales han sido especialmente útiles en los casos de violencia contra o por parte de la policía. Se encontraron muchos casos que reivindicaban la conducta de los agentes a través de las pruebas de las cámaras corporales, que mostraban su correcta gestión de una situación que iba en aumento. Un caso especial fue el famoso disturbio del año nuevo 2020-2021 en Leeuwarden:

Las cámaras de vídeovigilancia habían grabado a un sospechoso cometiendo actos de violencia contra la policía, pero no se pudo utilizar debido a que el sospechoso llevaba una capucha y una bufanda que le cubrían la cara. Una cámara corporal de la policía había grabado una interacción anterior con el sospechoso, lo que permitió identificarlo por su ropa y, sobre todo, por su voz. La cámara corporal dio lugar a pruebas contundentes que vinculaban al sospechoso con la violencia contra la policía y su consiguiente condena. Además, el juez pudo experimentar el peligro y la intensidad de esos disturbios, lo que permitió comprender mejor la situación.

La investigación también descubrió que las grabaciones de las cámaras corporales han ayudado a proporcionar información adicional para la redacción de los informes policiales. La cámara corporal graba cada palabra que se dice, lo que hace que el informe de un incidente que se agrava sea más completo y preciso. Las cámaras corporales proporcionaron pruebas más concretas para la condena y también para demostrar que las interacciones con el público se ajustaron a las normas. En un caso, un agente de policía intentó detener a un sospechoso sin haber cogido su bodycam, mientras el sospechoso realizaba maniobras con su coche que ponían en peligro su vida. Su respuesta fue suficiente:

"Si lo hubiéramos filmado, no se hablaría de los peligros derivados de las acciones de los sospechosos"(1).

Formación y evaluación: el mayor valor añadido de las cámaras corporales para la policía

La investigación realizada por Sander Flight reveló que casi todos los agentes de policía podían nombrar alguna ocasión en la que aprendieron al ver su propia grabación de la cámara corporal. Las grabaciones de las cámaras corporales han sido utilizadas por la policía para evaluar sus propias acciones, para optimizar las acciones y operaciones, y para reflexionar. Las grabaciones también han ayudado a los instructores a ser capaces de dar una retroalimentación buena y procesable a los aprendices. A veces también han sido beneficiosas para mostrar a un sospechoso sus acciones, lo que ha tenido un impacto positivo en su vida personal. Una selección de cómo las cámaras corporales añadieron valor al aprendizaje continuo de los agentes de policía:

Un agente de policía descubrió al ver la grabación de la cámara corporal de sus acciones que se movió peligrosamente entre dos coches, lo que podría haber sido potencialmente peligroso para él mismo y para la conclusión de la operación. Indicaron que al ver la grabación de la cámara corporal se interiorizó mejor: este incidente se recuerda con claridad y ayuda a evitarlo en el futuro.

Las imágenes de la cámara corporal de un ciudadano agresivo se mostraron de forma segura a los empleados municipales, que estaban preparados para la escalada s como resultado directo de ver los vídeos de las interacciones realizados por la cámara corporal.

Las grabaciones de las cámaras corporales también enseñaron a varios agentes cómo entrar en una residencia, qué hacer y, sobre todo, qué herramientas utilizar y cómo usarlas.

Al utilizar las grabaciones de las cámaras corporales para mostrar a los trabajadores de atención psicológica el estado mental de un paciente, los agentes de policía pudieron comunicar eficazmente su estado y los riesgos que entrañaba. Esto ayudó al personal del centro a planificar el enfoque y el tratamiento correctos de un paciente.

La mayoría de los agentes de policía consideran que ver las imágenes de sus propias acciones con la cámara corporal es una forma de confrontación y de aprendizaje. En consecuencia, la mayoría de los agentes consideran que las cámaras corporales son muy valiosas para la formación y la evaluación.

"Los relatos de los testigos presenciales no suelen ser del todo exactos, lo he aprendido como detective. Los vídeos de las cámaras corporales permiten respaldar las experiencias subjetivas con pruebas objetivas. Fui testigo presencial gracias a las grabaciones de las cámaras corporales, y esto me ayudó mucho."(2)

Livestreaming: un gran valor añadido futuro de las cámaras corporales para la policía

Una imagen vale más que mil palabras es una expresión conocida en todo el mundo, y las cámaras corporales demuestran su exactitud. Tanto si se trata de la grabación de pruebas objetivas como de compartir imágenes en directo de una operación, las imágenes y las filmaciones pueden comunicar con rapidez y claridad todos los hechos necesarios. Las cámaras corporales en directo no sólo pueden proporcionar una comunicación eficaz, sino que también pueden aumentar el nivel de experiencia en primera línea al permitir que otros vean, evalúen y aporten información cuando y donde sea necesario.

Algunos de los muchos usos posibles de las cámaras corporales en directo:

1. Los bomberos pueden transmitir en directo su operación a los ingenieros de estructuras para evaluar si es seguro entrar en un edificio.

2. Los paramédicos pueden dar instrucciones de salvamento a los agentes de policía que intentan salvar la vida de alguien antes de que llegue la ambulancia.

3. Los policías veteranos pueden aprovechar su experiencia siguiendo a los subalternos en directo durante una operación.

4. Los eventos de gran envergadura pueden gestionarse más fácilmente gracias al mando central y al acceso a las imágenes en directo desde la primera línea. Las cámaras corporales en directo se utilizaron durante la Cumbre de Seguridad Nuclear de La Haya, donde los agentes de policía valoraron positivamente su experiencia: se sintieron más seguros, pudieron realizar una mayor supervisión y la información añadida mejoró su toma de decisiones.

5. Las detenciones pueden ser apoyadas más eficazmente por los compañeros, ya que pueden ver y saber exactamente cómo va la detención y dar un apoyo preciso siempre que sea necesario.

6. Los empleados del puesto de mando que no han estado en primera línea aprenden valiosas experiencias al presenciar las operaciones realizadas por sus colegas en tiempo real.

7. Reducción del tiempo necesario para tomar decisiones, ya que la comunicación y el análisis de una situación se producen de forma instantánea a través de las secuencias en directo.

Las conclusiones muestran que, además de los mecanismos probados de prevención y desescalada, las cámaras corporales ofrecen una herramienta necesaria para muchos otros usos. Los agentes de policía pueden recibir más apoyo de los sistemas de cámaras corporales en las investigaciones, el análisis, la formación y la evaluación, así como el apoyo directo a través de la tecnología de transmisión en directo.

(1-2) Vuelo, Sander (2021). Las cámaras corporales se han convertido en una herramienta para la política. Con la ayuda de: Nationale Politie, Programma Sensing.

>> Nuestras soluciones de cámaras corporales para la policía y las fuerzas del orden

Comparte esto