El Gobierno francés colabora con el ZEPCAM para reducir las agresiones

Varios servicios de bomberos y de rescate están experimentando con el uso de cámaras corporales para garantizar una mejor protección en los ataques contra los bomberos. 

Cámaras corporales ZEPCAM redondas abajo

El análisis del origen de esta violencia permite aprehenderla mejor y, por tanto, prevenirla mejor. La mayoría de las veces se trata de ciudadanos, víctimas rescatadas y sus familiares, que tienen un comportamiento inadecuado.

Ataques a los bomberos: las cifras

Desde el 1 de enero de 2019, la estadística consolidada de la DGSCGC que hace un seguimiento preciso de estas agresiones arroja las siguientes cifras:

  • 1.274 agresiones físicas o verbales con una media de 5 agresiones al día (por cada 10.000 intervenciones)
  • 2012 bomberos agredidos
  • 312 bomberos heridos

Los tipos de ataques:

  • Agresión verbal: 50%
  • Ataques simples: 35%
  • Chorros de proyectil: 11%
  • Asalto con armas: 4%

El Gobierno se ha embarcado en una lucha decidida contra estas agresiones, reforzando las medidas existentes pero también adoptando otras nuevas para que cada bombero esté mejor protegido.

Un plan de acción y medidas

Fruto de un trabajo de fondo realizado en concertación con las prefecturas y los servicios departamentales de bomberos y salvamento y respetuoso con los principios republicanos de solidaridad y asistencia a la población, se da un nuevo impulso por parte del Gobierno.

Acompañada de una comunicación fuerte y directa sobre el papel del Estado, incorpora medidas pragmáticas directamente aplicables y otras más ambiciosas. Trabajando sobre las causas, el objetivo es rechazar la banalización de estos atentados y aportar soluciones a la necesidad de protección de los bomberos. El Estado protege a quienes arriesgan su vida para salvar la de los demás. Lea más sobre las medidas a continuación.

1. Reforzar los protocolos operativos

En el marco de los protocolos operativos ya establecidos, se pidió a los prefectos que adoptaran las siguientes medidas:

  • Desarrollar procedimientos específicos para la intervención en sectores sensibles (puntos de consolidación, rutas seguras y reglas de enfrentamiento adecuadas, incluyendo el apoyo de la policía o la gendarmería cuando la situación lo requiera).
  • Facilitar la presentación de denuncias y promover la protección funcional sistemática.
  • Entrenar a los bomberos para negociar con una persona agresiva.

2. Presentación sistemática de quejas y protección funcional adecuada

En caso de agresión cometida contra un bombero en el ejercicio de sus funciones, la norma adoptada es la presentación de una denuncia sistemática por parte de la administración afectada. Los bomberos que sean víctimas deberán hacer lo mismo, sabiendo que la protección funcional se aplica por derecho.

    3. Sistematizar la difusión de buenas prácticas

    Se acentuará el intercambio de experiencias y la puesta en común de buenas prácticas. Se llevará a cabo una evaluación de todas las medidas innovadoras.

    4. Diversificar la contratación para mantener los vínculos sociales en los barrios difíciles

    La escasa representación en los bomberos de los habitantes de los barrios llamados "sensibles" no contribuye a facilitar las condiciones de intervención de los bomberos. Las iniciativas locales han permitido crear vínculos, mantener un diálogo entre los bomberos y los jóvenes de los barrios difíciles o socialmente conflictivos, lo que también ha permitido reducir el fenómeno de la violencia urbana hacia los bomberos. Además, estos enfoques también responden a la necesidad de aumentar el número de bomberos voluntarios y es necesario reforzarlos.

    5. Acompañar la dinámica de formación

    Apoyándose en las fuerzas policiales de los departamentos y en colaboración con el CNFPT (Centro Nacional de la Función Pública Territorial). Se mantendrá y potenciará la formación actual para preparar a los bomberos ante situaciones de violencia de intervención y hacer frente a los actos de agresión más habituales. En dos grandes ejes, ayudarán a comprender estos fenómenos, a prepararse psicológicamente y a aprender a desactivar las situaciones de violencia:

    • El comportamiento de los bomberos ante una persona agitada.
    • Intervenciones y protección individual y colectiva en un contexto violento. 

    6. Experimentar con el uso de cámaras móviles

    Por iniciativa del Ministro del Interior, Christophe Castaner, el decreto n ° 2019-743 relativo a las condiciones de la experimentación del uso de cámaras individuales por los bomberos como parte de sus intervenciones entró en vigor el 19 de julio de 2019. Diez servicios de bomberos y de rescate (Haute Garonne, Gironde, Loire Atlantique, Maine y Loire, Morbihan, Norte, Pirineos Orientales, Rhone, Yvelines, Val d'Oise) y el Cuerpo de Bomberos de París han solicitado el experimento que se extiende hasta febrero de 2022.

    Esta fase experimental comienza para la SDIS95 y el BSPP en un marco legal muy estricto.

    Cámaras móviles individuales para los bomberos en seis preguntas

      ¿Cuál es la finalidad de las cámaras corporales?

      El objetivo es garantizar una mejor protección contra las agresiones a los bomberos. En este contexto exclusivo, el uso de cámaras permite prevenir actos de violencia, recoger pruebas para identificar y perseguir a los autores y mejorar la formación de los agentes.

      ¿Funcionarán las cámaras corporales de forma permanente?

      No, el usuario puede encender la cámara cuando se produzca un incidente que pueda poner en peligro la integridad física de los bomberos

      ¿Pueden utilizar estas cámaras corporales todos los bomberos?

      No. Únicamente los servicios de bomberos y salvamento afectados y el BSPP están autorizados a utilizar este dispositivo en el marco de la experiencia en curso. Además, dentro de estos servicios únicamente, el uso de estas cámaras está reservado exclusivamente a los bomberos con autorización personal en el marco de unas normas de uso extremadamente precisas. Los dispositivos disponibles son cámaras específicas y no cámaras corrientes.

      ¿Quién podrá ver las imágenes de las cámaras corporales?

      Las imágenes y sonidos capturados no pueden ser vistos por el usuario de la cámara ni transmitidos en tiempo real a distancia. Sólo un número muy limitado de personas tendrá acceso a ella. Dentro de los servicios de extinción de incendios y salvamento, serán el Director Departamental del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento, su adjunto y los agentes designados individualmente los encargados de supervisar estos archivos. La policía, la judicatura y la inspección general de la Dirección General de Seguridad Civil y Gestión de Crisis podrán, por supuesto, obtener los datos si es necesario. En caso de procedimientos disciplinarios, también podrán ser utilizados. Por último, una vez anonimizados, podrán utilizarse en el marco de la mejora de la formación.

      ¿Cuánto tiempo se conservarán las imágenes?

      Salvo en caso de proceso judicial, las imágenes y los sonidos se conservarán durante seis meses, y el historial de acceso a las imágenes durante 36 meses. Después se borrarán automáticamente. Las normas informáticas para asegurar el acceso son muy estrictas, así como el acceso a los locales donde se almacenarán. 


      ¿Cuáles son los derechos de las personas filmadas?

      No se aplica el derecho de objeción a la filmación por la cámara "peatonal". Los derechos de información y acceso a los datos, definidos con precisión en el decreto, se aplican a los servicios de bomberos y de rescate. En caso de impugnación de una limitación del derecho de acceso, se recurre a la Comisión Nacional de Informática y Libertad.

      Productos utilizados

      Cámara corporal profesional T2 - ZEPCAM

      Cámara corporal T2+

      Más información >

      Cámaras corporales profesionales Estaciones de acoplamiento inteligentes - ZEPCAM

      Estación de acoplamiento inteligente

      Más información >

      Comparte esto