Las cámaras corporales aumentan el porcentaje de condenas en casos de agresión a policías hasta en un 93%

A nuevo estudio ha comprobado, con métodos cuantitativos, que las cámaras corporales tienen un importante valor probatorio, especialmente en los casos de violencia contra los agentes de policía. Esta investigación demuestra que las cámaras corporales aumentan los índices de condena de quienes agreden a los agentes de policía en acto de servicio.

Cámaras corporales ZEPCAM redondas abajo

Los resultados del ensayo de control aleatorio por grupos muestran un aumento de 93% en las probabilidades de condena en los casos de agresión contra agentes de policía. De este modo, las cámaras corporales aumentan los índices de condena hasta un nivel casi inédito en los tribunales de todo el mundo. El estudio también ha revelado que las cámaras corporales tienen un valor significativo en términos de pruebas en otros tipos de casos.

Las cámaras corporales aumentan el índice de condenas gracias a las pruebas objetivas y completas

Investigaciones anteriores han demostrado que las cámaras corporales tienen un claro impacto en los resultados judiciales relacionados con la violencia doméstica, que hay un mayor porcentaje de detenciones cuando las cámaras corporales están presentes, aumenta la declaraciones de culpabilidad anticipadas como resultado de las pruebas de las cámaras corporales, aumenta número de declaraciones de culpabilidad anticipadas y desempeñan un papel importante para ambas partes cuando los casos ir a los tribunales. Ahora, una nueva investigación, llevada a cabo con rigurosos métodos científicos cuantitativos, ha concluido que las cámaras corporales también aumentan en gran medida las posibilidades de condena cuando los agentes son atacados en acto de servicio.

"Para el enjuiciamiento de los delitos contra los agentes de policía (asalto/agresión a un agente, resistencia a la autoridad), las BWC (Body-worn-cameras) condujeron a un aumento de 93% en las probabilidades de un resultado de condena o adjudicación retenida en relación con los cargos de control." (1)

Dado que las cámaras corporales se encuentran en una posición singularmente poderosa para captar cualquier agresión de este tipo contra profesionales de primera línea, no es un resultado sorprendente. Sin embargo, esta investigación es una de las primeras realizadas que muestra metodológicamente el extraordinario impacto de las cámaras corporales en los índices de condena.

"Las cámaras corporales aportan pruebas objetivas que son beneficiosas para todas las partes"

Como las cámaras corporales captan toda la interacción, incluido lo que se dice, pueden proporcionar un relato completo de lo ocurrido. Esto es beneficioso para ambas partes, para la exactitud de los informes policiales y para la calidad y rapidez de los resultados judiciales.

Este nuevo estudio también ha descubierto que hay un aumento significativo tanto de los cargos como de las condenas relacionadas con la violencia doméstica. Los investigadores identifican que las declaraciones de los testigos realizadas con cámaras corporales justo después de producirse un incidente suelen ser más completas y objetivas que el contacto posterior con las víctimas. Las pruebas con cámaras corporales también suelen influir en la duración de los procesos (previos al juicio), ya que las pruebas visuales y verbales son aceptadas sistemáticamente por los tribunales de todo el mundo. También influye en los posibles autores, que cuando se enfrentan a las pruebas visuales de sus delitos, son más rápidos a la hora de declararse culpables y aceptar los resultados del tribunal. Esto también supone un ahorro de tiempo y dinero para los departamentos de policía, los equipos jurídicos y el sistema judicial.

La investigación confirmó que los resultados de los tribunales en casos concretos pueden verse muy influidos por la presencia de pruebas en forma de grabaciones de cámaras corporales. Como observadores imparciales, registran completamente lo que se dijo y se hizo, proporcionando a ambas partes las herramientas legales para defender sus acciones. En lo que respecta a la violencia contra los agentes de policía, las cámaras corporales han demostrado tener un gran impacto en el índice de condenas de los delincuentes, lo que hace que los agentes estén más satisfechos al saber que están protegidos por la cámara corporal, así como por la ley. Con más pruebas objetivas en forma de grabaciones de cámaras corporales, los agentes sabrán que su conducta puede ser reivindicada, y que quienes cometan delitos contra ellos se enfrentarán a las consecuencias legales. Esto, a su vez, aumenta la satisfacción laboral y el bienestar mental, ya que los agentes de policía se sienten respaldados por su empleador y por la ley. También aumenta su seguridad a lo largo del tiempo, ya que los posibles delincuentes saben que siempre serán acusados por los delitos cometidos contra los agentes de la ley.

  • Petersen, K., Mouro, A., Papy, D. et al (2021) Seeing is believing: the impact of body-worn cameras on court outcomes, a cluster-randomized controlled trial in Miami Beach. Revista de Criminología Experimental https://doi.org/10.1007/s11292-021-09479-6

>>Nuestras soluciones de cámaras corporales para la policía y las fuerzas del orden

Comparte esto